Principales Medidas De La Nueva Ley De Autónomos

Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo

(BOE de 25 de octubre)

En el día de ayer se publicaba la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, texto muy esperado entre los trabajadores por cuenta propia.

A continuación te dejamos las principales medidas aprobadas por esta Ley. No obstante, algunas de ellas (como la extensión de la tarifa plana) no entrarán en vigor hasta el 2018.

A PARTIR DE 2018 SE APLICARÁ UN NUEVO RÉGIMEN DE RECARGOS POR INGRESO FUERA DE PLAZO:

Se reduce a un 10% el recargo aplicable si el abono se produce dentro del mes natural siguiente al del vencimiento del plazo de ingreso, pasando al 20% si el abono se produjera a partir del segundo mes natural. El recargo será del 35% si se abonasen a partir de la terminación de dicho plazo de ingreso.

Importante: Esta medida se extiende no sólo a los autónomos sino también al resto de sujetos responsables del pago incluidos en los diferentes regímenes de la Seguridad Social.

DEVOLUCIÓN DE LAS CUOTAS EN SUPUESTOS DE PLURIACTIVIDAD DE LOS AUTÓNOMOS:

La TGSS devolverá de oficio, antes del 1 de mayo del ejercicio siguiente, el exceso de cotizaciones ingresadas por los trabajadores autónomos que también trabajen por cuenta ajena.

Por tanto, ya no se tendrán que reclamar las devoluciones y se recibirá antes el exceso de cotización que se determine cada año en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado.

A PARTIR DEL 2018 SE EXTIENDE LA TARIFA PLANA, EN LOS SIGUIENTES TÉRMINOS:

– Se amplía a 12 meses la duración de la tarifa plana de 50€ mensuales. Con posterioridad al periodo inicial mencionado, se podrán aplicar las siguientes reducciones y bonificaciones, por un máximo de hasta 12 meses, hasta completar un máximo de 24 meses tras la fecha de efectos del alta, según la siguiente escala:

  1. a) Una reducción del 50% durante los 6 primeros meses
  2. b) Una reducción del 30% durante los 3 meses siguientes al periodo señalado en el apartado a)
  3. c) Una bonificación equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses siguientes al periodo señalado en la letra b)

En el caso de los trabajadores por cuenta propia que sean menores de 30 años, o menores de 35 años en el caso de mujeres, y causen alta inicial o no hubieran estado en situación de alta en los 2 años inmediatamente anteriores, podrán aplicarse además de las reducciones y bonificaciones anteriores, una bonificación adicional equivalente al 30% durante los 12 meses siguientes. En este supuesto la duración máxima de las reducciones y bonificaciones será de 36 meses.

– Se reduce de cinco a dos años el período inmediatamente anterior exigido sin haber cotizado en el RETA para poder beneficiarse de esta reducción en la cuota  a quienes reemprendan su actividad por cuenta propia. Dicho período será de tres años si anteriormente ya se hubiera disfrutado de esta tarifa.

MEJORA DE LAS BONIFICACIONES PARA CONCILIAR LA VIDA FAMILIAR Y LABORAL DEL AUTÓNOMO:

-Con la condición de celebrar una contratación, el autónomo podrá beneficiarse de una bonificación del 100% de la cuota de autónomo durante 12 meses, en el caso de:

  • cuidar de un hijo menor de 12 años.
  • cuidado de familiar con dependencia, parálisis cerebral, enfermedad mental, discapacidad intelectual del 33% o más, o discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%. Puede tratarse de familiar por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado, inclusive.

– Durante los períodos de descanso por razón de maternidad/paternidad o riesgo durante el embarazo o la lactancia podrán disfrutar de una bonificación del 100% de las cuotas de autónomo,  sin necesidad de ser sustituido con un desempleado. Para disfrutar de esta bonificación se exigirá que un período mínimo de descanso de un mes.

-Bonificación por reincorporación tras la maternidad: las mujeres que vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes tras su cese con motivo de la maternidad, podrán beneficiarse de la tarifa plana de 50€ durante 12 meses.

MEDIDAS PARA CLARIFICAR LA FISCALIDAD. SE ESTABLECEN TRES NUEVAS DEDUCCIONES EN EL IRPF, O MODIFICACIONES DE NORMAS ANTERIORES:

– Serán deducibles las primas de seguro de enfermedad en la parte correspondiente a la propia cobertura del autónomo, así como a la de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente o de 1.500 euros por cada una de ellas con discapacidad.

– Quienes trabajen en casa podrán deducirse una parte de los suministros de agua, gas, electricidad, telefonía e Internet.

– Se establece una nueva deducción, relacionada con los gastos de manutención del autónomo. Consiste en una deducción en el IRPF de 26,67 euros diarios si el gasto es en España y 48 euros si se produce en el extranjero. La consumición debe realizarse en establecimientos de restauración y hostelería, pagando con un medio electrónico de pago. Por tanto, los pagos en efectivo no se podrán deducir.

Estas medidas entrarán en vigor a partir de 2018.

BASE MÍNIMA PARA DETERMINADOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS:

A partir de ahora, la base de los autónomos societarios o de los autónomos que hayan tenido un mínimo de 10 trabajadores a su cargo, se desvincula de la del Grupo de cotización 1 del Régimen General (ligada a la evolución del SMI), fijándose anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

BONIFICACIONES POR LA CONTRATACIÓN DE FAMILIARES:

Las contrataciones que realice el autónomo a sus familiares, hasta el segundo grado, darán derecho a una bonificación en la cuota empresarial por contingencias comunes del 100% durante 12 meses, siempre que esa contratación tenga carácter indefinido y se cumplan determinados requisitos.

Se reconoce a las parejas de hecho, pudiendo beneficiarse de las mismas bonificaciones en la cotización que el resto de familiares cuando contribuyan como autónomos colaboradores.

EFECTOS DE LAS ALTAS Y LAS BAJAS EN EL RETA Y CAMBIOS DE BASE DE COTIZACIÓN, MEDIDAS QUE ENTRARÁN EN VIGOR A PARTIR DE 2018:

– Hasta en un máximo de tres veces al año, los autónomos podrán darse de alta y de baja en el RETA con derecho a pagar las cuotas a partir del día en que inicien la actividad (o hasta el día concreto en que la cesen).

– Se eleva de dos a cuatro el número de veces al año que puede cambiarse la base de cotización.

– Se modifica la regla del cálculo de la Base Reguladora de las prestaciones por maternidad y paternidad de los autónomos, siendo a partir de ahora el promedio de lo cotizado en los seis meses anteriores.

COMPATIBILIDAD DE LA REALIZACIÓN DE TRABAJOS POR CUENTA PROPIA CON LA PERCEPCIÓN DE UNA PENSIÓN DE JUBILACIÓN CONTRIBUTIVA:

A partir de la entrada en vigor de esta norma, se permite a quienes tengan reconocida una pensión de jubilación y quieran compatibilizar el trabajo por cuenta propia, puedan percibir el 100% de su pensión, siempre que se tenga contratado a un trabajador por cuenta ajena.

Aunque la norma mejora aspectos en el ámbito del trabajo por cuenta ajena, se han quedado pendientes de regulación algunos aspectos, tales como la aclaración sobre la habitualidad de la actividad económica a efectos de obligación de alta como autónomo en el RETA, la cotización a tiempo parcial de los trabajadores autónomos o el acceso a la jubilación parcial. Estaremos atentos a su regulación.

Como siempre, recordarte que estamos a tu disposición para cualquier aclaración que precises.