Salario Mínimo Interprofesional 2019

Laboral

Se ha publicado en el día de hoy el Real Decreto 1462/2018, por el que se fija el  Salario Mínimo Interprofesional para 2019.Mediante esta norma, como venían prometiendo desde el Gobierno, se establece un incremento del 22,30% de las cuantías que regirán a partir del 1 de enero de 2019, quedando fijado en 30 euros/día o 900 euros/mes, según el salario esté fijado por días o meses.

Si en su empresa vienen aplicando el salario establecido en el Convenio Colectivo de aplicación, sepa que el artículo 3 de este Real Decreto establece que este incremento no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales que vinieran percibiendo los trabajadores cuando los mismos en su conjunto y en cómputo anual fuesen superiores a dicho salario mínimo. No obstante, la norma nos recuerda que, en cómputo anual, en ningún caso podrá resulta una cuantía anual inferior a 12.600 euros.

Con respecto a los trabajadores eventuales y temporeros, cuyos servicios a una misma empresa sean inferiores a 120 días, percibirán junto con la cuantía señalada, la parte proporcional de la retribución de los domingos y festivos, así como de las dos gratificaciones extraordinarias que, como mínimo, tiene derecho todo trabajador, resultando así un salario de 42,62€ por cada jornada legal en la actividad.

Por último, la norma fija para los empleados de hogar que trabajen por horas en régimen externo, un salario mínimo de 7,04€ por hora efectivamente trabajada.

Todas las cuantías del salario mínimo fijadas anteriormente se computará únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso, dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquellas.

La entrada en vigor de esta medida repercutirá directamente en los embargos salariales, pues se incrementa con ella el mínimo inembargable, establecido por el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil; también quedarán afectadas las bases de cotización, pues las mismas están vinculadas directamente con este indicador y, como consecuencia de ello, los costes salariales de la empresa, pues el coste de la cotización queda soportada, en su mayoría, por las organizaciones.